LA EXTRAÑA FUENTE REANA EN PALENCIA.


Mira que he pasado muchas veces por Velilla del Río Carrión en mis viajes y nunca se me ha ocurrido parar a ver la fuente Reana, por ignorancia. Resulta que una amiga me comentó su existencia y tras buscar informaciones relevantes al respecto he quedado impresionado.

Velilla está al lado de la villa de Guardo y se halla en la montaña palentina. El pueblo tiene empaque y mucha historia, pero la fuente Reana lo sobrepasa todo. Se trata de una fuente ya descrita por el historiador romano Plinio el Viejo y tiene una particularidad que la hace única. El agua mana y deja de manar sin ningún criterio lógico aparente. El estanque puede estar a rebosar y vaciarse repentinamente para luego permanecer sin agua un tiempo y de pronto volver a llenarse. Las supersticiones dicen que si el viajero la visita por primera vez y la halla vacía morirá en el plazo de una semana, lo que obviamente no es más que una superchería pero da morbo al asunto. El llenado va precedido de un rumor sordo. Para los de Velilla es algo tan normal que ni le prestan atención pero para los visitantes es todo un atractivo.

La información detallada sobre el lugar la encontraremos en este enlace. Velilla está muy cerca de Riaño y desde Velilla se puede hacer una ruta circular que pasa por Cervera de Pisuerga, primero por la carretera de los embalses y regresando por Guardo. En Cervera podemos ver un eremitorio rupestre del cual hallaremos información privilegiada en este otro enlace. No lejos de Cervera está la iglesia de Olleros de Pisuerga, excavada en la roca al estilo de Petra en Jordania y que conoceremos en este artículo. El norte de Palencia es una caja de sorpresas.