BARCELONA DESDE EL MAR


Durante los últimos años he organizado viajes escolares de fin de curso y muchos de ellos tuvieron como destino Cataluña. Una de las actividades que más gusta a niños y mayores es la tradicional excursión por el puerto de Barcelona en una de sus tradicionales embarcaciones turísticas denominadas "golondrinas". Las tenemos muy a mano, bajando por Las Ramblas y dejando atrás el monumento a Colón, que curiosamente no señala hacia América sino hacia el Este. Hoy en día las Golondrinas son un icono de la ciudad, como los taxis negros y amarillos.

Barcelona vista desde el mar es una imagen imprescindible en una visita a la ciudad y estos barcos hacen una ruta que nos muestra el puerto. Hay excursiones guiadas en las que encima se aprende un montón y los chicos las aprecian mucho. Curiosamente de las dos rutas que se ofrecen la más interesante es la más corta y por tanto más barata, aunque la embarcación sea más antigua.

El que no sepa llegar a pie lo tiene fácil yendo a la estación de metro Drassanes, que por cierto son las Atarazanas y ahí está el Museo Marítimo, muy interesante y entretenido. El billete para la ruta corta vale 6 euros y podremos viajar desde mediodía a media tarde. Veremos el famoso rompeolas al que rindió homenaje Loquillo en una de sus mejores canciones.

Toda la información detallada la tenemos en la web oficial de las Golondrinas.