CASTRILLO DE LOS POLVAZARES. LEÓN.


A pocos minutos de la monumental Astorga, en pleno camino de Santiago se encuentra el pueblo de Castrillo de los Polvazares. La visita merece la pena, antes o después de conoder Astorga. Esta es una de esas experiencias viajeras que nos recompensan con placer. Por un lado, el conjunto histórico y artístico que supone la conservación del pueblo, cuyas calles empedradas y edificios perfectamente mantenidos desde hace siglos nos traen el sabor de viejos tiempos. Y por si fuera poco, la cocina es excelente. El típico cocido maragato se sirve al revés, es decir, empezando por las carnes, de varias clases, siguiendo con los garbanzos y finalizando con la sopa, a la cual sigue un postre. Los precios son muy razonables. Dicen que se come muy bien en Cuca la Vaina pero no lo he comprobado. La Maragatería es una tierra con mucha historia. Por si hay algún despistado, está en la provincia de León. Ahora mismo no recuerdo la razón de que existan jarros sobre los tejados de las casas así que agradeceré una explicación al respecto.